El cuidado de los pies de los adultos mayores y convalecientes


Siempre tenemos el cuidado de que los adultos mayores y personas convalecientes tengan todo lo necesario para su máxima calidad de vida y recuperación, tanto en alimentación, limpieza, medicamentos e incluso nuestros cojines de la línea Sensational Orthopedic que brindan soporte a personas que tienen que estar en una misma posición mucho tiempo.

Pero muchas veces olvidamos el cuidado que requieren los pies en este tipo de pacientes, ya que además de que cargan con el peso de su cuerpo, también tienen a inflamarse, sobre todo corren peligro aquellas personas que han pasado mucho tiempo en cama o que presentan enfermedades como Diabetes, pudiendo adquirir el llamado Pie Diabético.

Es por ello que además de una estrecha vigilancia médica, es necesario conocer los cuidados que debemos brindarles a los pies de los adultos mayores.  Entre estos cuidados podemos brindarte una orientación para que sepas como actuar de manera preventiva.

Cómo cuidar los pies de los adultos mayores y diabéticos:

Remoja los pies en agua tibia antes de recortar las uñas

Corta las uñas del paciente de forma recta, para que no se encarnen.

Trata los callos y callosidades con mucho cuidado, con previa autorización del médico. Con una piedra pómez elimina suavemente estos callos después de un baño tibio.

Debes proteger los pies de los adultos mayores y de los convalecientes con calzado adecuado. Utilizar pantuflas suaves, como nuestras pantuflas de microperlas Sensational Orthopedic, garantizará que el paso sea firme pero que toda la superficie del pie esté con buen soporte, con suficiente espacio para evitar ampollas y úlceras y que ninguna costura ni elástico pueda obstruir la circulación sanguínea de sus pies.

Si los pies de un paciente diabético o un adulto mayor presentan enrojecimiento, hinchazón extrema, calor, llagas, hendiduras o dolor, será necesario llamar al médico lo antes posible para evitar cualquier anomalía.

Con estos consejos podrás mantener los pies del adulto mayor o convaleciente en buena forma y evitar posibles lesiones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *